lunes, 16 de noviembre de 2015

Tiempos

Separarse es aceptar que el camino pensado de a dos continúa pero a la mitad. Esa mitad se torna entera necesariamente para sostenerse. Sobrevivir. Respirar y volver a sonreír. Separarse es mirar otra realidad. Es sentirse vulnerable frente a cualquiera y fuerte en soledad. Es dolerse. Permitirse. Morir y nacer al mismo tiempo. Separarse de los seres que uno amo como algo nuevo y difícil de entender es parte de la verdad. De la mia. 

Dejar ir. Empujar la partida. Llorar en silencio y gritar al vacío. Rogar un abrazo y añorar la risa. Correr sin rumbo y llegar al comienzo de todo para ver la película de tu vida cambiando los finales felices. Aprender. Enojarse. Elegir. Volver a amar. Extrañar una voz y un vientre, el calor de mama que no llega y el frío que se encarga de enmudecer mi día.
Separarme de vos al parirme. Separarme. Separar. Hacer el duelo. Olvidar recordando que no se puede olvidar.


La vida es un camino complejo. Ida. Única mano. Ir al revés no sirve de mucho.

Mi verdad es lo que soy ahora. En este presente intermitente. En este pasado constante. En este futuro soñado. Es mi hoy desesperado. Agresivo. Apasionado y único. Así voy. Así vivomuero a cada rato.



No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.