jueves, 19 de julio de 2007

...

Lo suave se torna áspero cada vez que intento comprender tus actitudes. Ya no pregunto si te voy a ver, sino cuándo será el día que me recibas con una sonrisa, un fuerte abrazo y un beso inolvidable que me haga perder entre tus labios. No pido nada más que eso.
Una vez dijiste que la mujer de tu vida debía tener cinco características: novia, amante, amiga, madre y compañera... No sé si hoy voy a poder decirte lo mucho que te quiero por ser mi amigo, además de ser la persona que me gustaría encontrar cada mañana a mi lado, al abrir los ojos. Que el destino no me prive de tu presencia al menos unos minutos...

1 comentario:

El perseguidor dijo...

Ojala la persona a quien le dedicaste eso abra los ojos y no se pierda la oportunidad de estar con alguien que sienta eso....

Saludos!!!

Se produjo un error en este gadget.